Ilustración por: Rubén Romero

Los lugares de la innovación 1

Ilustración por: Rubén RomeroObservación es un sitio cercano a las miradas comunes, sin embargo solo pocos se fijan en el, todos pasan muy rápido porque los paisajes aledaños dispersan las vías de atención que lo comunican. Se puede entrar a el por una ruta voluntaria y selectiva; una vez allí, se encuentran posibilidades ilimitadas: senderos poco recorridos, espacios no imaginados o inhabitados.

Diariamente y por una sed incontrolada de curiosidad llegan a Observación solo los que que atraviesan esa frontera del río Enfoque. Su territorio está dividido según su dialecto, en últimas estructurados con las mismas expresiones: eureka, wow, serendipia, chispazo, epifania…

Aquí son comunes frases como:

En el campo de la observación, el azar sólo favorece a la mente preparada. Louis Pasteur

¿Dónde saltará la liebre?

En los proyectos hay lógicas, planeaciones, visiones y pretensiones, sin embargo una gran proporción de sus logros obedecen a un componente azaroso e incierto. Durante su desarrollo hay perspectivas de angustia, campos desolados y obstáculos descomunales.

Los objetivos son esquivos, se esfuman o saltan donde menos se piensa, a pocos se llega directamente. Habrá que reconocer que en la experiencia está el aprendizaje y en la humildad el enfoque para encontrar oportunidades que pueden re-componer el camino

Los logros y altos en el camino, son pequeñas certezas que funcionan como guías. Debe ser por eso que se habla de plan de reacción, de contingencia, de aceleración, plan A, B, C, D…

PROXIMAMENTE: DISEÑO DE CONFIANZA

Ahora, más que nunca, somos conscientes de que nuestras acciones condicionan el futuro. Por eso las organizaciones que trabajan al servicio de la generación de confianza, forman el eje estructural de un contexto más sostenible. Las familias, los mercados y en general las sociedades, dependemos del único mundo que nos acoge. Como bien lo decía Savater, “no existe otro propósito para la humanidad que producir más humanidad”.

Este libro es una invitación a viajar para aclarar y accionar la estrategia, y acreditar o expandir la confianza en tus usuarios. Sin importar el tipo o tamaño de tu organización, te proporcionará herramientas prácticas y fáciles de utilizar para prototipar experiencias de servicio.

La vida transformer de una caja de cartón

Una vez cumplida su primera misión de embalaje y vaciada, puede ser utilizada como el mas versátil de los juguetes o como recurso para representar rápidamente una idea, es aquí donde comienza la vida transformer de la caja de cartón

Una caja de cartón tiene como credencial ser el contenedor universal, dicho mérito se adquiere por ser una unidad de orden con atributo de cuidado . No hay envío ni recibo sin contar con una caja; no hay por tanto encomienda ni encargo, entrega ni recibido; no hay libros, libretas, carpetas, ni mucho menos regalos o medicinas en buen estado.

Normalmente tienen forma de prismas rectangulares aunque la cartonflexia todo lo puede, no se descartan triangulares, pentagonales, hexagonales y así sucesivamente…todas tienen una tapa que indica apertura o cierre su contenido. El cuerpo de la caja está hecho de cartón corrugado, una suerte de superposición de capas de cartón lisas y onduladas.

El proceso de fabricación arroja una lámina de cartón con cortes y hendiduras que lleva consigo información sobre su contenido; mágicamente por acción de plegado se transforma en un volumen dispuesto como embalaje. Pasará por muchas manos que realizarán trabajos de: etiquetado, chequeo, verificación, apilamiento, etc.

Una vez cumplida su primera misión de embalaje y vaciada, puede ser utilizada como el mas versátil de los juguetes o como recurso para representar rápidamente una idea, es aquí donde comienza la vida transformer de la caja. Ya lo decia Antoinette Portis en su libro, NO ES UNA CAJA y lo reconfirman estas imágenes de la artista japonesa Monami Ohno

Video ID

¿Cómo dibujar un hexágono?

Si esta publicación tuviera forma sería la de la recurrente imagen geométrica que de manera orgánica encontramos en el mundo de las abejas melíferas: un hexágono. Dicha forma es sencillamente asombrosa: fortalece la estructura de la colmena y optimiza el espacio.

Para dibujar manualmente un hexágono es preciso:

  • Trazar una linea completamente vertical en todo el centro de un sustrato de papel o cualquier otro material
  • Hacer centro en el medio de la vertical y trazar una circulo
  • Hacer centro en el punto donde se corta la linea vertical con la parte superior del circulo (punto a) y trazar un arco hacia el interior de dicho circulo
  • Hacer centro en el punto donde se corta la linea vertical con la parte inferior del circulo (punto b) y trazar un arco hacia el interior de dicho circulo
  • Identificar los puntos se corta el circulo con los arcos mas el punto superior e inferior del mismo en su vertical
  • Unir los puntos

Las matemáticas son la dulce música de la razón.

#protothinking

www.nelmartinez.com