La vida transformer de una caja de cartón

Una vez cumplida su primera misión de embalaje y vaciada, puede ser utilizada como el mas versátil de los juguetes o como recurso para representar rápidamente una idea, es aquí donde comienza la vida transformer de la caja de cartón

Una caja de cartón tiene como credencial ser el contenedor universal, dicho mérito se adquiere por ser una unidad de orden con atributo de cuidado . No hay envío ni recibo sin contar con una caja; no hay por tanto encomienda ni encargo, entrega ni recibido; no hay libros, libretas, carpetas, ni mucho menos regalos o medicinas en buen estado.

Normalmente tienen forma de prismas rectangulares aunque la cartonflexia todo lo puede, no se descartan triangulares, pentagonales, hexagonales y así sucesivamente…todas tienen una tapa que indica apertura o cierre su contenido. El cuerpo de la caja está hecho de cartón corrugado, una suerte de superposición de capas de cartón lisas y onduladas.

El proceso de fabricación arroja una lámina de cartón con cortes y hendiduras que lleva consigo información sobre su contenido; mágicamente por acción de plegado se transforma en un volumen dispuesto como embalaje. Pasará por muchas manos que realizarán trabajos de: etiquetado, chequeo, verificación, apilamiento, etc.

Una vez cumplida su primera misión de embalaje y vaciada, puede ser utilizada como el mas versátil de los juguetes o como recurso para representar rápidamente una idea, es aquí donde comienza la vida transformer de la caja. Ya lo decia Antoinette Portis en su libro, NO ES UNA CAJA y lo reconfirman estas imágenes de la artista japonesa Monami Ohno

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *